DISCOGRAFÍA

Grabaciones en estudio

Música española para piano a cuatro manos de Isaac Albéniz

El motivo de realizar esta grabación surgió de la inquietud de recopilar, recuperar y dar a conocer toda la música de Isaac Albéniz transcrita para el piano a 4 manos en uno y dos pianos, tanto por el propio compositor como por otros autores; destaca entre estas Catalonia y Lavapiés como primera grabación.

Las obras trascritas para piano a cuatro manos por Albéniz son la Pavana-Capricho op. 12 y Aragón, Serenata española, Sevilla y Castilla de la Suite Española op. 47. Otra obra transcrita para esta formación es Catalonia, 1er. movimiento de la suite popular para orquesta, la cual fue realizada por uno de sus alumnos destacados en la Schola Chantorum, René de Castera. Del repertorio transcrito para dos pianos, la Rapsodia Española op. 70 es del propio autor, Triana (del segundo cuaderno de la Suite Iberia) la transcribió Enrique Granados, y las versiones de Navarra y Lavapiés (del tercer cuaderno de la Suite Iberia) son de Frank Marshall y Alicia de Larrocha, respectivamente (dos de los sucesores de la Academia Marshall fundada por Enrique Granados).

Se trata de una música virtuosa y brillante, pero a su vez muy sentimental y expresiva, con melodías y ritmos propios del folklore, evocando de este modo la tierra del compositor, además de temas propios, elaborados con una densa textura polifónica y gran dificultad técnica. El interés musical que tienen estas transcripciones permite mayores posibilidades sonoras y tímbricas, con un colorido aún más rico, grandioso y diverso tanto en un piano como en dos pianos, realzando los elementos compositivos de Albéniz.

portada-disco-albeniz
disco-duo-van-dua2

Música francesa para piano a cuatro manos

Gran parte de la música escrita para piano a cuatro manos de la segunda mitad del siglo XIX y comienzos del siglo XX proviene de compositores nacidos en Francia.

París, capital de este cosmopolita y a su vez particular país, nos ofrece su colorido y elegante arte que nos atrae y nos convierte en fieles seguidores de él. Es la época de la Exposición universal de París de 1889, del gusto por lo exótico, la interrelación de las artes (músicos, pintores y escritores se inspiran e influyen mutuamente), de la llegada de un sinnúmero de artistas de diversos países (como Albéniz o Stravinsky), de las temporadas parisinas de los Ballets Rusos de Diaghilev comenzaba en 1909, de la inspiración nacional y de las diversas corrientes solapadas (romanticismo, postromanticismo, impresionismo, nacionalismo, neoclasicismo).

Por ello, dedicamos nuestro primer disco a compositores franceses de heterogénea y rica música, con la que nos sentimos impulsados a mostrar nuestra interpretación de obras tanto conocidas como escasamente ejecutadas en el clásico repertorio del género de piano a cuatro manos.

 

Escuchar nuestros discos en Spotify